Sabias que...?

Desde muy antiguo el hombre calculó el tiempo relacionando los movimientos del sol y la luna con el paso del tiempo. El sol les daba el cómputo de los días, y la luna les daría un cómputo parecido a los meses.

Veintisiete siglos a.C se construyeron pirámides en cuya orientación los astrónomos egipcios lograron computar la revolución de la Tierra alrededor del Sol, obteniendo la unidad de tiempo llamada año que fijaron en 365 días y un cuarto.

Históricamente nuestro calendario está íntimamente ligado al año romano. El pueblo romano, más conquistador que científico dividía el año en 10 meses. Estos diez meses tenían nombre de dioses y ordinales, y su uso se remonta a la Fundación de Roma (760a.C).
 

Sus nombres han llegado hasta nosotros con algunas variaciones:
-Martius (Marzo) dedicado al dios Marte, tenia 31 días;
-Aprilis (Abril) dedicado al dios Apolo, tenia 30 días;
-Maius (Mayo) dedicado a Júpiter a la ninfa Maya, 31 días
-Junius (Junio) dedicado a la diosa Juno, 30 días
-Quintilis, el quinto mes, 31 días
-Sextilis, el sexto mes, 30 días
-Setember (Septiembre), el séptimo mes, 30 días
-October (Octubre), el octavo mes, 31 días
-November (Noviembre), el noveno mes 30 días
-December (Diciembre), el décimo mes, 31 días.
Lo que da un año de 305 días.

 

Reforma Juliana

 

Este calendario de 305 días no coincidía con el movimiento del Sol, no seguía las distinta estaciones naturales y se llegó a dar el caso de que las Fiestas de Primavera se celebraran en los fríos inviernos, produciendo gran confusión en la gente.

Por ello, Julio Cesar, 46 años a.C, encargó reajustar el calendario al astrónomo griego 

Sosígenes, que conocía el cómputo egipcio por ser oriundo de Alejandría.
Así empezó la llamada Reforma Juliana.

 

Para compensar el error acumulado a través del tiempo, el año 47 a.C tuvo 455 días, por lo que el pueblo lo llamó Año de la Confusión.

Tras él, el año quedó dividido en 12 meses, introduciendo el mes Januario (Enero) dedicado al dios Jano (el de las dos caras) y Februaris (Febrero) consagrado a las fiestas Februarias día de  los difuntos, y a Febo (Apolo).
Estos meses tenían 31 y 29 días respectivamente.

El mes Quintilis se llamo Julio, por ser Julio Cesar el reformador. Y posteriormente el mes Sextilis se llamo Agosto por Augusto sobrino de Julio Cesar y primer emperador romano, quien, por no ser menos que su tío, puso a su mes Agosto un día mas, con lo que tuvo 31 días, quitándoselo a febrero que quedó con 28 días.

Como el año egipcio tenía 365 días y un cuarto, ese cuarto, se despreciaba y al cabo de 4 años se agregaba un día a Febrero. Ese año se llama Bisiesto (porque cuando faltaban seis dias para terminar el mes, se repetía otra vez un día, es decir Bisexto).

Para saber cuando un año es bisiesto en la Reforma Juliana basta que sea múltiplo de 4 lo que se aprecia con solo dividir sus dos últimas cifras entre 4) Ejemplo: el año 1936 36:4=9 es bisiesto. El año 1963 63:4=15 con resto 3, no es bisiesto
Año 2010 10:4=2 con resto 2, no es bisiesto
Año 2012 12:4=3 es bisiesto

 

Reforma Gregoriana

 

La reforma Juliana agrega un día al mes de Febrero cada 4 años. Pero al agregar un día, los astrónomos descubrieron que se agregaba un poquito más, y esto con el paso de los siglos, volvía a estar en desacuerdo el Sol con el Calendario.
 

El Concilio de Nicea en el año 325 determinó que el equinoccio de Primavera fuera en la fecha del 21 de Marzo, a fin de que a partir de ella se fijara la fecha de la Pascua de Resurrección.
Pero con el paso del tiempo esta Pascua se iba desplazando muy lentamente hacia el verano.

Para compensar el error, el papa Gregorio XIII nombro el 1582 una comisión de sabios, entre ello Pedro Chacón, profesor de la universidad de Salamanca, Lilio, Clavius  el matemático alemán  Crsitobal Schlisel que fue el autor real de la Reforma.
Esta consistió en suprimir 10 días; con lo que se paso del 4 de Octubre de 1582, jueves, al 15 de Octubre, que tomo el nombre de viernes para así continuar la semana.
 

Los años fines de siglo, que terminan en dos ceros y son todos bisiestos, con la Reforma Gregoriana solo serán  bisiestos si sus dos primeras cifras son divisibles por 4.

Ejemplo: Año 1900 19:4=4 con resto 3, no es bisiesto. Año 2000 20:4=5 es bisiesto.

 

 

Calendario hebreo

 

El calendario hebreo comienza con la Génesis del mundo, que aconteció, según la tradición judía, el día domingo 7 de octubre del año 3761 a. C.; fecha equivalente al 1 del mes de Tishrei del año 1.
De esta manera, el año gregoriano de 2010 equivale al año hebreo de 5770.

Para convertir un año del calendario gregoriano a su correspondiente hebreo, basta con sumar o restar la cifra de 3760 (2010 + 3760 = 5770).

 

El año judaico  es  luni-solar. Los meses se ajustan a las lunaciones y tienen alternativamente 29 y 30 días; por eso la duración de los años es de 354 días y como faltan 11 días para completar el año solar se introducen años de 13 meses llamados embolismicos, que tienen aproximadamente 384 días.

 

La semana de 7 días, tiene origen judío pues corresponde a los días de Creación según el Génesis que son simplemente los nombres de los números ordinales en hebreo, del primero al sexto . El sábado (Shabat) conservó su nombre hebreo está dedicado al descanso y a la divinidad
La semana hebrea comienza el día domingo y no el lunes como en la sociedad occidental, y culmina el sábado, el día consagrado al descanso.
 

Los cristianos la recibieron de los judíos y la introdujeron en Roma donde llamaron a sus días con los nombres de la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter y Venus que se convirtieron con el tiempo en Lunes, Martes, Miércoles, Jueves y Viernes. El sábado estaba dedicado a Saturno y el Domingo al Sol.

 

El Calendario Musulmán


Este calendario es el usado en el mundo árabe
Cuenta el tiempo desde el día de la huida de Mahoma de la Meca, que se conoce con el nombre de la Héjira.
Mahoma, sobrino del Emir de la Meca, a los 40 años predicó el islam. Tuvo muchos discípulos, pero también numerosos adversarios, teniendo que salir de la ciudad perseguido por estos; era el año 622 de nuestro calendario y en esa fecha empieza la era mahometana o Héjira.

Mahoma se refugió en Medina y con un fuerte ejército conquistó la Meca, quedando establecida la religión.
El calendario musulmán es puramente lunar. Los meses son de 29 o 30 días según el curso de la luna; el año se compone de 12 meses con un total de 354 o 355 días y la diferencia de 10 y 11 días hacen que el año musulmán comience en días variables con relación al nuestro.
El noveno mes llamado Ramadán, es el mes que los árabes dedican al ayuno.
 

El  año 2010 del calendario cristiano, corresponde al 1388 del calendario musulmán.

( 2010 - 622 = 1388)
 

El chino, tibetano, persa, maya, azteca etc. son otros calendarios interesantes
 



Comentarios

Alfonso
# Alfonso
viernes, 20 de mayo de 2011 4:27
Siempre creí que los dias se referían: el lunes a la Luna, el martes a Marte, el miercoles a Mercurio, el jueves a Jupiter, el viernes a Venus, el sabado a Saturno, y el domingo al Sol.
Pero todos los dias se aprende algo nuevo.
También pensé que los días del año tenían alguna relación con los 360 grados del círculo y el famoso 3.1416.
luisa
# luisa
lunes, 09 de abril de 2012 18:34
esta informacion me super agrado, tenia poco conocimiento al respecto

Escribir Comentario

Nombre(requerido)

Email (requerido)

Sitio Web

Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado encima en el campo inferior

 
 
 
 

 
 

 
  
   
Tecnologia

Bodygreen. La Evolucion del Fitness