Sabias que...?

El hombre conoce desde hace tiempos remotos ciertas sustancias naturales, como el opio,la mandrágora, etc, cuyos efectos contribuyen a suprimir el dolor.
Tambien se utilizaba con ciertos resultados el hipnotismo.
Pero su aplicación era tan limitada que no se usaba en intervenciones quirurgicas.

En 1790 Humphry Devis descubrió el gas dióxido de nitrógeno tambien llamado gas hilarante, y sus propiedades anestésicas.

Pero la anestésia moderna no se inició hasta bien entrado el S.XIX, cuando el odontólogo americano Horace Wells tuvo la idea de hacer inhalar a los pacientes gas hilarante para realizar extraciones dentarias.
Wells no tuvo exito, pues tras realizar algunas pruebas experimentales intentó en 1845 efectuar una demostración pública en el Hospital de Massachusetts, que fracasó debido a que el paciente era un individuo alcoholico y obeso que hubiera  necesitado una mayor dosis de anestésico.
Este fracaso fue el primero de una serie de desgracias que llevaron a Wwells al suicidio, precisamente con su anestésico.
 

En 1846 otro dentista norteamericano, Williams Morton, aplicando las ideas de Wells, fue el primero en emplear con éxito el éter como anestésico en una operación quirúrgica que realizó el cirujano Warren en Boston.
 

En 1847, el ginecólogo y cirujano James Simpson usó el éter en obstetricia y descubrió las propiedades anestésicas del Cloroformo, primero para los partos y luego en cirugia general.
En 1848 se dio el primer paso utilizando el cloroformo. Ese mismo año, en un hospital de Edimburgo el tocólogo James Simpson y el doctor John Snow practicaron el primer parto sin dolor.

La madre estuvo tan agradecida que llamó a su hija "Anestesia". Este hecho no se popularizó  hasta el año 1857, cuando Snow aplicó el cloroformo a la reina Victoria en el parto del príncipe Leopoldo de Sajonia-Coburgo-Gotha. Después del parto, nombró al doctor Sir.
 



Comentarios

Actualmente no hay comentarios. Se el primero en enviar uno.

Escribir Comentario

Sólo usuarios registrados pueden enviar comentarios.