Sabias que...?


Etimológicamente  la palabra bancarrota tiene su origen en el antiguo latín.
En esta lengua existían  dos palabras  que separadas tenían significados diferentes  pero cuando se combinan juntas puede adquirir otro significado.
Estas palabras son "bancus", que significa banco o  mesa, y "ruptus", que significa roto.

Pero la palabra bancarrota en sí tiene una historia curiosa e interesante .
 
Su origen se remonta a Italia durante la época medieval.
En aquellos días, algunos de los primeros banqueros eran localizados en lugares públicos .  Estos banqueros a principios generalmente llevaban a cabo sus negocios en un banco, que habían ubicado  en algún  lugar público: plaza, feria, mercado etc. . Ahí hacían sus transacciones, recuento de dinero, escribían sus letras de cambio etc.

Si el banquero no tenia clientes o si su negocio fracasaba o eran incapaces de pagar las deudas,   sería expulsado de la empresa o, tendría que cerrar.
Cuando el banquero estaba fuera del negocio, el banco en el que se llevó a cabo su trato se rompía.

Cuando se rompía un banco, significaba para las personas del lugar  que el banquero que había ocupado ese banco ya no era bueno para hacer negocios.
 
Hoy, por supuesto, los bancos ya no se rompe.
En cambio, el término de insolvencia ha combinado las dos palabras antiguas del latín  y el banco roto es ahora significado figurado de la palabra  "quiebra".
Cuando una persona o empresa está en quiebra, significa que ya no son "buenas" para hacer negocios, por lo tanto, la palabra se aplica realmente en todo su sentido, incluso hoy en día.
 



Escribir Comentario

Nombre(requerido)

Email (requerido)

Sitio Web

Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado encima en el campo inferior

 
 
 
 

 
 

 
  
   
Tecnologia

Bodygreen. La Evolucion del Fitness