Totems Animal
Inicio » Totems Mamiferos » Detalles Totem
  
GATO

Intuicion, Vigilancia, Inteligencia, Misterio, Magia, Independencia


El gato es  símbolo de la intuición y la independencia.

 

El gato (Felis silvestris catus) es un pequeño mamífero de la familia Felidae.
Los gatos son eficaces cazadores carnívoros, poseen garras retráctiles, el oído agudo, el olfato, la vista y los reflejos excelentes.

Como animal de compañía, es una de las mascotas más populares.
Son preferidos por sus hábitos de limpieza, por su bajo nivel de atención y cuidados requeridos para su manutención.
 

El gato domestico vive en intimo contacto con los seres humanos desde hace mas de 4.000 años.

Parece ser que el gato domestico se desarrolló originariamente en el Medio Oriente.
Su historia y origen se remontan al antiguo Egipto. La abundancia de ratones que pululaban en los silos de grano que existían en Egipto, fue quiza motivo por lo que los egipcios alentaran la convivencia con los gatos salvajes para combatir la cantidad de ratas y ratones existentes. Fue creciendo el culto egipcio hacia los gatos incluyendolo entre sus símbolos sagrados, centrado en la diosa Bastet, mujer con cabeza de felino que sombolizaba la meternidad y la fertilidad. Fue tal la adaptación del gato a la vida cotidiana de los egipcios, que su muerte era motivo de duelo familiar; Herodoto, en Los nueve libros de la Historia, manifiesta que los moradores de la

casa se rapaban las cejas en señal de duelo. Tras su muerte, su cuerpo se embalsamaba y momificaba en locales sagrados, y en el lugar de su enterramiento se colocaba junto a ellos ratones embalsamados. En 1890 fueron halladas en la ciudad de Bubastis amplias necrópolis con más de 300.000 momias de gatos.
Quien se atrevía a matar a un gato era acreedor de la pena de muerte.
 

Gato es un poderoso maestro, ya que puede mostrarnos nuestro propio poder personal y puede ayudarnos a ser más independientes.

El tótem del gato alienta una percepción clara, un cuerpo y  mente ágil, gran ingenio e independencia.

El gato nos anima a buscar nuevas ideas y conocer lugares nuevos.
Debido a su mente rápida e inteligente, el gato puede servir de inspiración útil si nos encuentramos bloqueados en un problema o nos falta creatividad. Si buscamos un impulso adicional de valor o de confianza, el gato es el tótem que nos está llamando.
 

Gato nos enseña a cuidar de nuestros cuerpos y mentes para que sigan siendo fuentes constantes de gran poder personal. Gato también nos recuerda que una de las mejores maneras de lidiar con

el estrés, es tomarse un tiempo considerable para desestresase.
Tener un gato está cerca, siendo un adicto al trabajo es considerado saludable.

Una nota muy interesante sobre el gato es que se dice que su campo de energía gira en la dirección opuesta al campo energético humano. Debido a esto se cree que la energía de los gatos pueden neutralizar cualquier energía negativa que puede afectar a un ser humano. Por esta razón los gatos son a menudo vistos como curanderos poderosos.


Una cosa que definitivamente gato sabe, es cómo conseguir lo que quieres. Gato  tiene un excelente sentido de la oportunidad. Sabe cómo calcular los riegos y volverlos a su favor.
Nos enseña a aplicar la intuición en nuestro estilo de vida, que aprendamos el momento apropiado para tomar un descanso, y el momento adecuado para poner toda nuestra energía en una meta.


Otra lección que gato nos enseña es aprender a protegernos a nosotros mismo. Si bien a veces se esconden en las sombras o no toman represalias, el gato sabe que si está acorralado en una esquina, hay que liberar todas sus armas como mejor le parezca. Gato  recuerda que tenemos un montón de razones para defendernos por sí mismo, sobre todo aquellas que etentan contra nuestro espacio personal  y el respeto de los demás. El nos dará valor y confianza.


El gato nos puede enseñar cómo comunicarnos con nuestro interior  felino y sanarnos a nosotros mismo desde dentro hacia fuera.