Simbolos, Amuletos y Talismanes
 
 
 Amuletos y Talismanes 
 
 Atrapasueños 
 
 Escarabajo 
 
 Ojo de Horus 
 
 Hei-Tiki 
 
 Los Fósiles 
 
 Diente Tiburon 
 
 Buho y Lechuza 
 
 Coral Rojo 
 
 Mano de Fátima 
 
 El Ámbar 
 
 El Gau 
 
 La Higa 
 
 Ojo Azul 
 
 La Serpiente 
 
 La Rana 
 
 El Elefante  
 
 Sello de salomón 
 
 El Pez 
 
 Abracadabra 
 
 Cuernos de la Suerte 
 
 La Luna 
 
 Trébol 4 Hojas 
 
 Herradura  
 
 San Cristobal 
 
 Cruz Egipcia 
 
 La Rueda 
 
 Martillo de Thor 
 
 Triskel 
   

 

AMULETOS Y TALISMANES 

 

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha sentido la necesidad de protegerse contra males desconocidos.

 

La palabra amuleto deriva del latín amuletum que significa "apartar o alejar" y, generalmente, representan imágenes o formas del mundo animal o del mundo vegetal.

 

La palabra talismán parece derivar de las expresiones árabes tilasm y tillasm que se traduce como imagen mágica, a los que se atribuyen virtudes portentosas, aunque otras versiones etimológicas la hacen derivar del griego telesma que significa objeto consagrado.

El origen común parece ser el término hebraico tselem, imagen.

 

Fue Plinio el Viejo quien empleó el término "amuleto" por vez primera en su Historia Natural para designar un objeto que protege a las gentes contra las enfermedades.

 

Los amuletos alejan los daños y las enfermedades; el talismán atrae la buena suerte y logra que los asuntos salgan bien.

 

Es necesario llevarlos encima para que su influjo benéfico nos pueda afectar.

 

Se han encontrado amuletos antiquísimos en tumbas egipcias y asirias lo que nos da idea que el miedo en el hombre siempre ha estado presente. Estos primitivos amuletos consistían en objetos de piedra grabada (ágata, diamante, jaspe verde, amatista o coral), de metal (bronce, plomo, oro o plata) u otros materiales como cuero, arcilla y trozos de plantas o miembros de animales.

 

 
 
 
  
   
 

 
 

 
Tecnologia

Bodygreen. La Evolucion del Fitness